La mente, el cerebro y el cuerpo

michio-kaku

Hay expresiones habituales: “se me ha roto el corazón”, “lo siento en las tripas”, “lo tengo en la punta de la lengua” que reflejan la íntima conexión que hay entre cerebro-cuerpo-mente.

El cuerpo y el cerebro como componentes de un conjunto físico, son el sustrato que permite que la mente pueda existir. Debido al planteamiento mente-cuerpo como una dicotomía contrapuesta, durante mucho tiempo hemos asumido que ambos son independientes y totalmente diferenciados en sus funciones.

Nada más lejos de la realidad. El cuerpo, entre sus múltiples capacidades y funciones, se encarga de que el cerebro reciba sus nutrientes fundamentales de forma prioritaria. Eso se puede constatar en momentos de graves carencias alimenticias, en las que el cuerpo va usando las reservas musculares, grasas y de cualquier otro tipo para que al cerebro le llegue la suficiente glucosa que le permite seguir funcionando.

Un cerebro saludable e íntegro maneja las funciones corporales en toda su complejidad. Un cerebro dañado afecta de diversos modos a la funcionalidad del cuerpo.

Lo mismo sucede respecto a la mente, considerada como un producto emergente e intangible de la actividad cerebral. Igual que sucede con el cuerpo, un cerebro sano permite un funcionamiento mental satisfactorio,  mientras que si se ve afectado por algún desequilibrio o daño físico, la mente se manifiesta igualmente alterada.

Los datos que apoyan esta íntima relación son muy diversos:

  • Recientemente, gracias a los experimentos de la neurociencia de vanguardia, se ha detectado que hay neuronas en otros lugares aparte del cerebro y la médula espinal. En el sistema digestivo se han localizado tantas neuronas que se le ha empezado a denominar el “segundo cerebro” y lo mismo se está hallando en el corazón.
  • También experimentamos nosotros mismos el efecto tan intenso que tiene el estado del cuerpo en nuestras emociones; por ejemplo, un dolor mantenido y sordo nos pone de mal humor, nos entristece, nos aplana…
  • Por su parte, la información procedente del cuerpo afecta a nuestro pensamiento y, en un camino de doble vía, cómo pensamos afecta a nuestro organismo.
  • Podemos hacer un fácil experimento: sujetamos con suavidad entre nuestros dientes un lápiz, de forma que la boca presenta la misma tensión muscular que provoca una sonrisa. Es como si nuestra cara estuviera informando a nuestro cerebro de que hay motivos para sonreír, con lo cual el estado de ánimo positivo se activa. Incluso hay indicios que el efecto paralizante del botox interfiere en la experiencia emocional de las personas que se lo aplican, posiblemente porque se provoca una falta de información entre la cara y el cerebro.

 

El cerebro en el intestino

Según los cálculos hay unos cien millones de neuronas imbricadas en el intestino; así parece que se logra que el proceso de la digestión sea supervisado sin necesitar la intervención directa del cerebro. También se ha detectado que el 95% de la serotonina que segregan las neuronas proceden de ese “segundo cerebro”. Sabemos que la serotonina es el neurotransmisor implicado en el estado de ánimo elevado y regular sus niveles en sangre es el objetivo de muchos de los fármacos antidepresivos.

 

Nos olvidamos, en muchas ocasiones que somos un conjunto, pero que el cuerpo puede existir sin la mente aunque no es posible la existencia de la mente sin el cuerpo del que emana. Si no hacemos esa integración cuerpo-mente como un solo ente de existencia, vamos a perder identidad y posibilidades de disfrute de la vida que nos ha sido regalada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas