La hipnosis como herramienta para ejercitar el pensamiento

 

Pensar

De la misma manera que somos capaces de entrenar el cuerpo para desarrollar capacidades físicas, tales como flexibilidad, resistencia, fuerza, respiración, etc. podemos aprender a adiestrar el pensamiento para que sea un aliado en lugar de nuestro gran enemigo.

Muchas personas pasan la vida sufriendo de modo tremendo porque anticipan un futuro lleno de grandes y pequeñas calamidades que, en realidad, no sucederán. A ello se suma que siguen reviviendo y resintiendo sucesos de un pasado inmodificable por muy calamitoso que fuese. Sin embargo, la vida está sucediendo en el presente.

Incluso nos equivocamos al aceptar juicios desacertados sobre cómo funciona la mente, sobre todo en sus aspectos emocionales. Solemos creer que no podemos hacer nada para renovarnos, “yo soy así” o cuando pensamos que solo hace falta voluntad para lograr nuestros objetivos. Esto último es insuficiente y lo primero es incierto. “Yo soy así” ahora pero he sido de muchas otras maneras en diversos aspectos que han ido evolucionando según he ido experimentando mi vida.

También somos expertos en usar la mente para darnos instrucciones negativas. “No puedo, no seré capaz, no valgo nada, no estoy a la altura, nunca saldré de esto…” y así hasta el infinito. Es lo que denominamos autohipnosis negativa, pues son sugestiones de impotencia.

Ya que la hipnosis es una habilidad que podemos usar para focalizar la atención en aquello que idea nuestra mente, es importantísimo que aprendamos a usarla para darnos instrucciones de capacidad, basadas en las pruebas reales que solemos desechar aunque hayan sucedido en mayor proporción que las falladas.

Conviene hacer una lista escrita de nuestras capacidades, logros, retos superados, valores, puntos fuertes, esfuerzos, esto es, todo lo que hemos ido consiguiendo a lo largo de la vida, y que nos la tomemos en serio, centrando la atención en ella en lugar de mirar el aterrador y supuesto futuro de catástrofes y desastres que no ocurrirán más que en nuestra imaginación.

Esa relación de aspectos positivos la podemos hacer más potente al centrar nuestra atención en ella, resaltar nuestras capacidades, tener en cuenta todos los logros que hemos dejado de considerar como tales, sintiéndonos orgullosos de nuestra valía intrínseca y viviendo según nuestra escala de valores.

La hipnosis, así, nos aporta control y estabilidad para actuar ante los verdaderos sucesos del porvenir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas