Diez consejos contra el miedo

cerebro_miedos_0313

1. Distingue los miedos amigos de los miedos enemigos Los amigos te advierten del peligro para librarte de él, te preparan para enfrentarlos. Los enemigos te impiden que actúes y te dejan sin energía.

2. Tú no eres tu miedo Los miedos son algo que soportamos, no algo que somos. La vergüenza por tener miedo nos impide buscar ayuda y ponerlos al descubierto, que es la mejor forma de hacerles perder fuerza.

3. Hay que declarar la guerra a los miedos adoptando una postura activa, actuando y haciendo lo que nos dicen que no hagamos. Es la mejor manera de comprobar su irrealidad.

4. Tienes que conocer a tus enemigos. Reconoce en qué circunstancias suelen aparecer, sin olvidar que es un intercambio entre tu subjetividad (forma de ver las cosas) y lo objetivo (las circunstancias). Dentro están las ideas irracionales y fuera está la vida tal como es.

5. No puedes colaborar con el enemigo ya que el miedo puede adueñarse de tu conciencia y alterar tus relaciones. Es conveniente reconocer que, cuando dejas de hacer algo, es realmente porque no sabes cómo hacerlo o no te atreves. Y deja de darte coartadas que disimulan tus miedos.

6. Tienes que fortalecerte La fórmula que lo representa es:

Intensidad del miedo:

Gravedad del peligro
————————-
Fortaleza personal

7. La solución contra el miedo es disminuir el peligro real, adiestrarse en dirigir los pensamientos de forma adecuada y aumentar los recursos personales. Una de las tácticas biológicas es hacer ejercicio físico, ya que proporciona una nueva relación con el cuerpo y ayuda a detectar y discriminar las sensaciones.

8. Háblate como si fueras tu propio entrenador La forma en que nos hablamos tiene una gran influencia en nuestros actos. Es más productivo darse ánimos que dedicarse comentarios críticos para rebajar nuestro valor.

9. Debilita al enemigo:

* Desenmascara sus faroles; búrlate del miedo.

* Desarrolla tu sentido del humor para desactivarlo.

* Ten en cuenta que las creencias erróneas son el Caballo de Troya que utiliza el miedo para controlarte.

* Detéctalas, discute con ellas, debilítalas y dales una patada en el trasero.

* Sustitúyelas por otras más adecuadas para tu vida.

10. Busca buenos aliados Te conviene disponer de una red de apoyo para que te den ánimos cuando te desalientes. Busca personas en quienes confíes y acude a ellos cuando lo necesites.

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Salva
    Mar 31, 2014 @ 16:52:42

    Ana GRACIAS. Muy bueno. Creo son muy acertadas tus recomendaciones. El ser un guerrero dulce con uno mismo, batallador, estratega, “loco” y sonriente, creo que es de gran ayuda.
    Contar con personas como tu es de una grandísima ayuda, pues muchas veces no sabemos reconocer (aunque este) ese “guerrer@” que somos.
    Un beso

    Responder

  2. anasanantonio
    Mar 31, 2014 @ 18:53:03

    Gracia a ti, Salva, por tus palabras y tus reflexiones, que me llevan a seguir tratando de mantener en marcha este blog, sabiendo que sirve de aporte a quienes llegan a él. Y que sepas que eres un gran guerrero. La guerra la gana el que se mantiene en su lugar, sin retroceder un paso aunque el enemigo trate de asustar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.977 visitas