¿Podemos hacer algo para evitar el estrés? (III)

estress-3

Tratar de controlar el mundo y el futuro

¿Te has dado cuenta de que no puedes controlar nada de lo que sucede fuera de ti? ¿Has comprobado que la realidad es diferente a tu forma de imaginarla?

Las personas no podemos controlar nada externo, no podemos evitar lo que sucede. Solamente podemos actuar ante lo que sucede de la forma más ajustada a las necesidades del momento. Entonces es cuando realmente tenemos el control, así podemos encauzar de forma adecuada nuestra respuesta a lo que sucede.

Y cuando hacemos esto, sentimos tranquilidad y bienestar interno, justo lo contrario del estrés.

Hacer, hacer, hacer sin parar

En muchas ocasiones planeamos unas listas de tareas que tratamos de llevar a cabo de modo poco realista. Proyectamos hacer multitud de ocupaciones, sin darnos cuenta de que resulta imposible acabarlas porque no hay tiempo real suficiente. Eso nos lleva a sentir presión, malestar, tensión, nervios, estrés en otras palabras.

Piensa que la lista es un proyecto, que haciendo una cosa tras la otra es como irás solucionando las necesidades y al centrarte en lo que estás haciendo, te saldrá mejor, sin agobios y sin nerviosismo.

Emociones, nuestro motor de vida

Las emociones son consecuencia de cómo evaluamos un suceso y ponen en funcionamiento el impulso, la energía necesaria para enfrentar esa situación de una manera adecuada y solucionar lo necesario.

Las sentimos y compartimos todos los seres humanos; tienen un componente mental y se complementan con una respuesta corporal. Incluso, en muchas ocasiones, el cuerpo reacciona antes de que seamos conscientes de sentir la emoción.

Cuando valoramos de forma excesiva una situación y le aplicamos un lenguaje exagerado, las emociones nos asaltan e incluso podemos llegar a sentirnos invadidos y descontrolados por emociones como ira desbocada, miedo irracional o tristeza inapropiada, que nos pueden impulsar a actuar de forma inconveniente, peligrosa para nosotros o para los demás e incluso a perder cualquier tipo de control.

Las emociones incontroladas son uno de los componentes más importantes de las situaciones de estrés. Si aprendemos a pensar/evaluar mejor, sentiremos bienestar y actuaremos de forma más afinada y ajustada a la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.977 visitas