¿PODEMOS HACER ALGO PARA EVITAR EL ESTRÉS? (II)

Pasado presente y futuro</

La realidad sucede ahora

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

Poema: Ah de la vida, Francisco de Quevedo

Hemos de tener en cuenta que el pasado sucedió y ya no podemos eliminarlo, transformarlo o volver a él; el futuro aún no ha sucedido y no sabemos cómo será. ¿Cuántas veces nos ha sucedido algo que ni siquiera habíamos podido suponer o imaginar?

Solamente tenemos el momento actual, presente, y únicamente podemos actuar en cada uno de los minutos que vivimos. Ni podemos retroceder ni adelantarnos al transcurso del tiempo.

Cada minuto que transcurre, se convierte en pasado. Cada minuto de futuro que se acerca, se convierte en presente.

En este momento concreto es dónde estoy viva, donde puedo actuar, donde puedo decidir y en donde me conviene centrar toda mi atención y energía, porque eso es justamente lo único real: estoy viva AHORA.

Acepta esto: no le vas a gustar a todo el mundo

Así que deja de tratar de gustar a todas las personas con las que te relacionas. Es imposible, porque hay gustos, opiniones, reglas, educaciones o definiciones diferentes a las nuestras. Y del mismo modo que no conectamos con todo el mundo, hemos de asumir que no podemos agradar a quien es muy diferente a nosotros.

Y lo más importante. Si tratas de gustarles a todos, dejas de ser tu para tratar de ajustarte a la IMAGEN QUE TU SUPONES QUE LOS DEMÁS ESPERAN QUE SEAS. Porque, en realidad, los demás no te piden que seas así, eres tú quien trata de ser diferente a quien realmente eres.

Cuando te aceptas y sabes que eres una persona valiosa y suficiente, cuando estás conforme con tu propia evolución, es cuando más gustas a los otros. Porque pueden ver tu persona real y eso les hace aceptarte mejor, con lo positivo y las carencias propias de todas las personas. Y esto nos lleva a otro punto importante:

Has de vivir siempre contigo

Así que te conviene tener una convivencia pacífica, amable, equilibrada y serena. Si te aceptas, si te encargas de ir desarrollando tus posibilidades, si te tratas con respeto y estableces los límites sanos para que los demás también te respeten, estarás compartiendo la vida con una persona a la que dará gusto acompañar por el camino.

Si vives con un enemigo interno, que te insulta, humilla, quien te avergüenza y que le parece que has de ser perfecto (o actuar para alcanzar la perfección) seguro que vives con insatisfacción, miedo, disgusto y desaprovechando muchas de las cosas buenas que la vida nos ofrece.

Recuerda: eres la persona que está siempre contigo, desde que naces hasta que mueras. LA ÚNICA COMPAÑÍA A LO LARGO DE TODA LA VIDA.

De ti depende cómo actúas en esa relación íntima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas