Cómo protegerse de los manipuladores

manipulacion3

Lo primero, detectarlos

Lógicamente, no nos podremos defender de quien no es descubierto como manipulador. Para facilitar la tarea, hay que repasar la lista de 30 características y revisar cuales de ellas se ajustan a las formas habituales de actuar de la persona que está detectando en su faceta de manipulación.

A partir de haber señalado OCHO características, ya podemos hablar de que nos hallamos ante una personalidad manipuladora. Según van subiendo las cantidades de indicios hallados, se va tratando de una persona cada vez más difícil de tratar y que puede alterar su equilibrio personal.

Lo bueno de detectarlos es que nos ayuda a ponernos en guardia ante sus maniobras, ya estamos sobre aviso.

No espere que el manipulador cambie; es muy difícil. Es usted quien tiene que cambiar la forma de relacionarse y reaccionar ante sus artimañas. Admitir que una personalidad manipuladora es patológica le ayudará a enfrentarse con una realidad que no es agradable, pero que le facilitará el camino a su liberación de una relación tóxica.

Contramanipulación

Se basa principalmente en aplicar una técnica llamada “banco de niebla” y que consigue que no entremos en el juego que nos está aplicando esa persona. Unas veces la contestación será humorística, otras irónica y en ocasiones se pasa a una negativa firme y mantenida.

El banco de niebla se usa recibiendo la crítica, se reconoce la primera parte de verdad que pueda existir en lo que nos dice la otra persona que supuestamente intenta manipularnos, y a pesar de ello mantenemos nuestra postura. Ejemplos:

-Es posible que sea egoísta, pero es lo que he decidido hacer.

– Quizá sea una pesada y no hago lo que debería hacer….

-Tienes razón, pero lo haré cuando yo decida…

-Es cierto que me visto de una forma extraña y ese es mi estilo.

Cuando empiece a actuar de este nuevo modo, el manipulador arreciará en sus intentos y le echará en cara su nueva postura, tratando de culpabilizarle más y más. Le puede decir cosas como “¡Tienes el corazón de piedra!” “Eres un egoísta” “Ya no me quieres como antes” “No pareces el mismo”. Y usted no tiene por qué justificarse, simplemente, seguir en su nuevo camino:

– Posiblemente ya no sea el mismo,
– Puede parecerte que ya no te quiero como antes
– Quizá mi corazón tenga una piedrecita…

La técnica consiste en contestar al manipulador con indiferencia ante sus palabras y hacer que lo perciba así. Los resultados no serán inmediatos, pero sí conseguirá lo que pretende: no caer en sus redes.

Principios de la contramanipulación

Tiene que seguir los siguientes trucos:

• Haga frases cortas

• Sea impreciso

• Utilice frases hechas, proverbios, refranes y generalidades

• Utilice el impersonal

• Bromee cuando el contexto lo permita

• Sonría al acabar las frases, si el contexto lo permite

• Demuestre tener sentido del humor al hablar de sí mismo

• Sea educado

• No entre en la discusión si no conduce a nada o le quieren desvalorizar

• Evite la agresividad

• No se justifique

• Utilice la ironía sólo si está seguro de sí mismo

• Muestre indiferencia a sus palabras

• Controle sus emociones, no deje que las utilice contra usted

Nos gustaría que, cuando hagáis esto, lo compartáis con nosotros, para comprobar cómo funciona ¿te gustaría hacerlo?.. pues adelante cuando quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas