¿Compararnos?

El peor tipo de pensamiento que podemos tomar en consideración, ya que desintegra nuestra autoestima, es la comparación.

¿Compararnos? ¿Con quién? Porque somos seres únicos, irrepetibles, absolutamente incomparables y especiales.

Nadie, aunque tengamos un hermano gemelo, es igual que nosotros. Incluso los gemelos, aunque sean idénticos en su ADN tienen caracteres y formas de actuar distintos.

Cuando nos comparamos damos por ciertos nuestros pensamientos sobre la persona con quien nos medimos; y eso es imposible, porque no sabemos lo que piensa y siente ella en realidad sobre lo que estamos evaluando.

Al ser diferentes no cabe la comparación. Nadie somos perfectos, ni lo tenemos todo, ni somos lo que se ve desde fuera.

Basamos nuestra comparación en normas que asumimos pero que son, en muchas ocasiones, arbitrarias, irreales e insensatas. Especialmente las que aplicamos a nuestro cuerpo, ya lo hemos comentado.

Una buena autoestima nos ayuda a vivir con nosotros mismos con equilibrio, bienestar y tranquilidad. La comparación lo hace saltar en pedazos; ni nos mejora ni nos aporta nada bueno.

Eliminemos la comparación de nuestros pensamientos y ganaremos en disfrute de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas