Afecto, humor y sentimiento

La emoción es diferente del afecto, humor o sentimiento. Vamos a distinguirlas:

Afecto, está más relacionado con las sensaciones fisiológicas que son percibidas de forma consciente. Prácticamente todas las especies tienen un tono afectivo; en las personas, el afecto tiene que ver con las preferencias y permite conocer el valor que tienen las diferentes situaciones a las que se enfrentan. Así se facilita el proceso de razonamiento por simplificación de opciones, ya que el cuerpo informa de sensaciones placenteras o desagradables.

Humor, entendido como el estado de ánimo o “tono emocional de base” que implica una serie de creencias acerca de la probabilidad de experimentar placer o dolor en el futuro, esto es, de experimentar el afecto positivo o negativo. El tono emocional de base puede durar varios días, en función de las expectativas de lo que va a suceder en el futuro. Es más difuso y generalizado que la emoción.

Sentimiento es la experiencia subjetiva de la emoción; se refiere a la evaluación, momento a momento, que un sujeto realiza cuando se enfrenta a una situación.

Podemos plantear que:

– las emociones son procesos intensos y breves,

– el tono emocional es menos intenso aunque duradero, mientras que

– los sentimientos son impresiones pasajeras, aunque, como se hacen apreciaciones de forma mantenida, los sentimientos se perciben como duraderos en el tiempo.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Maite
    Abr 02, 2013 @ 08:17:16

    ¡Buff! Qué bien viene conocernos a nosotros mismos. Muchas gracias, Ana: Tus entradas en el blog facilitan la tarea…
    Me gustaría preguntarte: ¿El afecto podría entenderse como nuestra parte más “animal”, menos pasada por filtros? ¿El humor determina cómo vamos a tomarnos las cosas, cómo vamos a evaluar las situaciones…, cómo van a ser nuestros sentimientos?

    Responder

  2. anasanantonio
    Abr 02, 2013 @ 09:26:54

    Maite, el afecto es la manifestación física de la emoción. No diría animal sino física y fisiológica, como dices sin pasarla por filtros mentales. Cuando sentimos alegría, son las manifestaciones visibles: risa, sonrisa, saltos, cosquilleo en el estómago, etc.

    Por otra parte, el estado de ánimo o humor sí que actúa como un filtro a través del cual evaluamos la realidad; si estoy de “buen humor” las cosas me afectan de modo diferente a si estoy de “mal humor”. Es como llevar unas gafas que dejan pasar un tipo de luz más clara o más oscura. Y según cómo evalúo lo que sucede, así reacciono.

    Como hemos comentado, las emociones son la reacción de mi fuerza de actuación ante los sucesos, que según el tipo de pensamiento con que los valore y critique, me surgirá para actuar. Eso explica por qué en ocasiones una acción ajena la dejo pasar y otras ocasiones reacciono con enfado, dependiendo del humor en que me encuentre en ese momento y, por tanto, el tipo de pensamientos que aplico para valorarla.

    Espero que esto haya respondido a tu planteamiento. Ana

    Responder

  3. Maite
    Abr 02, 2013 @ 12:32:50

    Muchas gracias, sí que responde a mi planteamiento.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas