Los mil espejos

En un tiempo muy lejano, en un pueblo pequeño, había una casa abandonada.

Un día, buscando refugio, un perrito logró meterse dentro de la casa por un agujero de una puerta. Una vez dentro, subió por las escaleras y encontrando una puerta entreabierta, lentamente se adentró en la habitación.

Con gran sorpresa se encontró con que en la habitación había mil perritos más que le observaban tan fijamente como él les miraba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo. Luego sonrío y ladró alegremente a uno de ellos. Se sorprendió cuando los mil perritos le respondieron ladrando y sonriendo también. El cachorrito salió de la habitación pensando: “¡Qué lugar más agradable! ¡Voy a venir más veces para ver a esos amigos!”

Tiempo después, otro perrito callejero entró en la casa y al llegar a la habitación se sintió amenazado, ya que creía que le miraban de forma agresiva. Empezó a gruñir y los mil perritos le gruñeron también en respuesta.

Comenzó a ladrarles con ferocidad y los mil perros le respondieron de forma fiera. Cuando el perrito salió a la calle pensó: “!Qué lugar tan horrible! ¡No pienso volver nunca más!

En la puerta de la casa había un viejo letrero que decía: “La casa de los mil espejos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas