LA RELACIÓN CONSIGO MISMO

Amarse a sí mismo es el comienzo de un romance que dura toda la vida. Oscar Wilde

Todo empieza desde nuestro interior. Parece una afirmación muy absoluta, pero nadie puede dar lo que no posee.

Nuestra relación con los demás va a ser diferente según nos relacionemos con nosotros mismos. Dicho de otro modo, según sea nuestra autoestima así nos pondremos en contacto con los demás.

LA AUTOESTIMA es la base del estilo de vida y comportamientos que adoptaré ante el mundo.

Para que una persona disfrute de una autoestima sólida, conveniente y facilitadora de vida hace falta que se pase por un proceso de formación y consolidación de la propia imagen. Cuando nacemos, no tenemos ninguna idea preconcebida de quiénes y cómo somos. Según crecemos, vamos escuchando mensajes y opiniones ajenas acerca de cómo nos perciben las personas con quienes vivimos: padres, hermanos, abuelos, tíos, profesores, amigos, conocidos…

¡Qué inteligente eres!
¡Mira que eres torpe!
¡Qué niño más simpático!
¡Qué niña más tímida!
¡Ojalá no hubieras nacido!
¡Eres malo!
¡Si haces eso no te querré!
¡Eres tan guapa!
¡No vales para nada!
¡Todo lo haces bien!

Y así hasta el infinito.

Cada uno hemos recibido unos mensajes que nos han ido dando idea de quienes somos. O también, hemos supuesto unos mensajes de lo que nos decían, que han formado la imagen de quien somos; los mensajes sobrentendidos son más difíciles de detectar y suelen ser más corrosivos que los directos:

¡Eres tan pesado! (Eres una carga para mi)
Naciste en mal momento (Ojalá no hubieras nacido)
Tu hermano es más listo (Por tanto, yo soy tonto)
Tu hermana es muy simpática (Entonces yo soy muy antipática)

Estos mensajes son los que se adivinan cuando nos comparan con otras personas: hermanos, primos, amiguitos, compañeros: si el es algo bueno, significa que yo no lo soy y que no voy a poder serlo nunca.

No podemos olvidar que los niños no tenemos filtros ni capacidad crítica para poner en duda esas afirmaciones y que las palabras dichas por nuestras figuras de autoridad tienen el peso de una ley, condena o verdad absoluta.

Con lo que vamos aprendiendo, haciendo, oyendo y consiguiendo se va formando una imagen acerca de quiénes somos, cómo somos y, lo que es más profundo, lo que vamos a ser capaces de desarrollar en el futuro.

Será el primer paso de formación de la autoestima:

LO QUE CREO QUE SOY me lo creo porque me dicen que lo soy

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. AnaP.Perez
    Feb 02, 2013 @ 12:09:35

    Y cuando podemos decidir de quien recibimos estos mensajes,de alguna manera se insistimos en la búsqueda de personas ,de las cuales nos rodeamos cuando somos adultos, y que nos aseguramos de que mantienen la idea que tenemos sobre nosotros mismos y que proviene, cómo bien has indicado,de nuestra primeras etapas de desarrollo personal.
    Cuando la imagen que tenemos es positiva es estupendo, nuestras parejas y amigos nos la confirmarán y nos ayudarán a evolucionar desde esta perspectiva constructiva, pero si nuestra imagen es negativa, nuestras parejas y amigos la reforzarán y la mantendrán, no dejando que desarrollemos una autoestima sana.

    Responder

    • anasanantonio
      Feb 02, 2013 @ 16:10:49

      Ana, tu comentario me hace sentir comprendida. Me sugiere que enfocamos nuestra dedicación desde las mismos bases y forma de ver las cosas; eso es reconfortante y me anima a seguir exponiendo más formas de ver cómo sentimos las personas. Gracias. Ana

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.977 visitas