Cómo funciona la hipnosis en el cuerpo y sus sensaciones

En el estado hipnótico mediante relajación llegamos a una situación de super-concentración y de descanso, que comporta los siguientes cambios:

1.  Relajación muscular. El estado es de pausa (excepto en lo referido a músculos respiratorios) y de ahorro de energía.

2.  Disociación de las sensaciones corporales. Algunas partes del cuerpo “no se notan”;  el cuerpo se siente ligero y pesado al mismo tiempo.

3.  Se deja de atender, en ese momento, todo aquello que no sea esencial. Los sonidos ambientales parecen lejanos.

4.  Aumenta la capacidad para  percibir las sensaciones que uno mismo se sugiera:  descanso, placidez, pesadez, flotar, calma, tranquilidad…

5.  Aumenta la capacidad para transformar las  sensaciones, por ejemplo de tacto o incluso provocar la sensación de anestesia, en cualquier parte del cuerpo.

6.  Se puede lograr recuperar imágenes: volver a re-vivir situaciones pasadas, incluso aquellas que fueron olvidadas por resultar lacerantes o dolorosas.

7.  La superconcentración permite aprender instrucciones y “grabar” mensajes con todo detalle.

Sin embargo, con entrenamiento, también se puede alcanzar ese estado de concentración de la atención de forma alerta, con lo que se puede ejercer en la vida habitual sin interferir en nuestras actividades diarias.

Ambas modalidades son adecuadas para diferentes ocasiones, pues cada una tiene unas ventajas diferentes y apropiadas en cada situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.979 visitas