Mito a mito, 2

Mito 2: la hipnosis puede dejar a la persona “enganchada” en un trance, de forma que, al no poder “salir del estado hipnótico”, quedaría mermada en su volición o devendría en un demente.

 

Si esta insensatez tuviera algo de realidad, no podríamos “salir” de la concentración de ver una película emocionante, de dejar de leer un libro interesante o de escuchar música, olvidando lo que hay a nuestro alrededor. Eso es lo mismo que focalizar la atención en la hipnosis, dejar de prestar atención durante un cierto tiempo al exterior y prestar más atención a las sensaciones internas o a las imágenes que vamos formando en nuestra mente.

 

Pensar que la hipnosis puede ser un medio para que alguien nos maneje es solamente un efecto de las películas, el mismo que permite que Superman vuele, Spiderman trepe por las fachadas o Lobezno pueda sacar de sus manos unas cuchillas que forman parte de su esqueleto. Sabemos que no es verdad pero lo aceptamos como parte del juego de la historieta que presenta la película. NADIE hace mientras está en hipnosis NADA que sería incapaz de hacer sin hipnosis. Y lo que se ve en espectáculos en televisión o de cara al público se basa en esto, la gente hace, y está dispuesta a hacer cuando sale como voluntario, precisamente lo que se espera que haga: un espectáculo.

 

Y volverse loco, hacerse un demente es otra patraña basada en los libros, películas y leyendas urbanas. Sirve el mismo argumento que he aplicado a la tontería anterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Entradas por meses

Únete a 279 seguidores más

Estadísticas

  • 33.977 visitas